Beneficios de hacer hipopresivos, cómo conseguir un vientre plano y reducir cintura

Hay muchos tipos de ejercicios abdominales, y no todos hacen sudar. Unos de los mejores para las mujeres, los hipopresivos, parecen relajados, pero son muy eficaces. Y sus bondades van mucho más allá de la estética.

Qué son y para qué sirven los hipopresivos

Los hipopresivos son ejercicios abdominales que utilizan la respiración para fortalecer nuestros músculos. Aparentemente ligeros, y, por tanto, aptos para cualquier edad y forma física, bien hechos y con constancia, tienen la bondad de recuperar el suelo pélvico al mismo tiempo que afinan la cintura -que se reduce hasta un 9% en apenas unas semanas- y de definir y marcar los músculos. «Tenemos que acompañarlos de una dieta equilibrada, para que los resultados se pueden apreciar en unas cuatro semanas», dice Delia

Cómo hacer bien los ejercicios hipopresivos

Para que surtan el efecto deseado hay que dominar bien la técnica, porque parecen sencillos, pero en realidad trabajan la zona de forma muy intensa. Son «ejercicios basados en la presión y tensión de la zona abdominal».  Y el secreto para hacerlos bien consiste en dominar la respiración y concentrarse en ella.

Antes de empezar busca un sitio tranquilo y túmbate relajada sobre una colchoneta. Después, sigue los pasos que explica detalladamente Delia «Nos colocamos boca arriba con las rodillas flexionadas y las manos en las ingles. Debemos inspirar y expirar profundamente 3 veces. Tras la última espiración metemos el ombligo hacia dentro como si quisiésemos tocar el suelo, al mismo tiempo que mantenemos la apnea durante unos 15 segundos». Esta serie debe repetirse al menos 15 o 20 veces, según nuestro nivel y forma física, e ir aumentando las repeticiones de forma progresiva.

 

Cuánto debe durar una sesión de hipopresivos

Aunque no requieren un gran esfuerzo físico, antes de empezar con los hipopresivos conviene realizar unos minutos de calentamiento. Como con cualquier rutina deportiva, además de evitar posibles lesiones, aumentaremos la temperatura de los músculos y prepararemos la mente para el ejercicio, lo que mejorará los resultados.

En este caso bastará con algo sencillo, por ejemplo caminar unos minutos por la casa, «dar cinco pasos hacia delante y otros cinco hacia atrás o correr ligeramente en el mismo sitio. También es útil subir y bajar un pequeño escalón o, si no tenemos ninguno, colocar un libro delante de cada pie e ir subiendo y bajando, a la vez que vamos subiendo y bajando los brazos», explica Mireia.

Según la experta, una buena rutina necesitaría este calentamiento, unos 25 minutos de ejercicios específicos y terminar con otros cinco minutos de estiramiento.

Beneficios de hacer hipopresivos

Además de fortalecer el suelo pélvico y mejorar las relaciones sexuales, las dos grandes bazas de los hipopresivos, estos son otros de los muchos beneficios de practicar estos ejercicios, según enumera Natalia López:

  • Mejoran la postura y protegen la zona lumbar al tonificar la faja abdominal.
  • Practicados con constancia se reduce el contorno de la cintura hasta un 9%
  • Fortalecen y tonifican los músculos del core, que están activos en todo momento.
  • Mejoran la circulación y evitan la sensación de pesadez en las piernas.
  • Al fortalecer el suelo pélvico, previenen las incontinencias urinarias.
  • Aumentan la capacidad respiratoria y ayudan a concentrarse.

 

Si tienes dudas de como realizar los abdominales hipopresivos ponte en contacto con nosotros y te asesoramos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *